Mejor gata que gato, ¿o todo lo contrario?

Si hemos decidido compartir nuestra vida con un felino es muy probable que la primera pregunta que nos hagamos sea la de si es mejor gata que gato. Con toda seguridad depositaremos nuestro amor y cuidados de la misma manera a nuestra nueva mascota sin importarnos el sexo del recién llegado. Tampoco hace falta decir que las diferencias de carácter no dependen sólo de si es un gato o una gata. Pero también creemos que es positivo estar bien informado en el momento de tomar la decisión. Pensamos que la elección de adoptar o acoger una nueva mascota se debe hacer con responsabilidad. Por ello te explicamos las diferencias esenciales entre ellos. Esperamos que disfrutes con estos felinos y con sus ronroneos.

El tamaño.

Aunque no es una característica muy importante conviene que sepas que los gatos tienen un mayor tamaño. Tienen una apariencia más robusta y su cabeza es más grande con un aspecto más felino. Las hembras, en cambio, tienen una cara más afilada con unos rasgos más amables.

Comportamiento durante el celo.

Tanto unos como otros modifican su carácter durante el celo. Tanto si de trata de un macho o una hembra ambos sufrirán en los períodos de celo al no poder aparearse. Su instinto natural les impulsa a priorizar la búsqueda de pareja frente a otros estímulos. Los dos dejarán de lado su faceta cariñosa y se volverán independientes, especialmente los machos. Al no poder salir de casa a relacionarse con otros miembros de su especie pueden caer en cuadros de ansiedad. Esta ansiedad se manifiesta en pérdida de apetito, indiferencia hacia el juego y un estado emocional menos cariñoso. Es normal que en esta época las gatas no paren de maullar y los gatos marquen con orina su territorio. Afortunadamente existe una solución que retornará la tranquilidad a tu amigo felino: la esterilización.

La esterilización: la solución a los problemas de salud y comportamiento.

A priori la esterilización puede parecer una práctica agresiva, pero lo cierto es que es resulta muy beneficiosa para tu mascotas por muchas razones:

  • Mejora su calidad de vida y no tiene efectos secundarios.
  • Termina con la ansiedad e irritabilidad de tu mascota.
  • Las machos dejan de marcar con orina los rincones de tu casa.
  • Las hembras dejan de maullar para buscar ser oídas por una posible pareja.
  • Sin las inquietudes de su instinto reproductivo se vuelven más cariñosos y melosos.
  • Y las más importante de todas: al no poder reproducirse hay muchas posibilidades que se desarrollen quistes en los ovarios.

Por todo ello, a parte de la elección entre si es mejor gata que gato como mascota, es importante que consultes con tu veterinario sobre el tema de la importancia de la esterilización. Mejorarás su comportamiento, alargarás su esperanza de vida y eliminarás las pocas molestias que estos cariñosos felinos te puedan ocasionar en el hogar.