Amigo Hámster, ganando tu confianza

Tener un amigo hámster como mascota es una decisión que tiene múltiples ventajas. Se trata de un mamífero roedor con un carácter sociable, divertido y juguetón. Su alimentación es sencilla y podemos encontrar piensos equilibrados en nuestra tienda veterinaria habitual. No dan muchos problemas en cuanto a espacio y se adaptan bien a la vida en cautividad.

Quizás el único inconveniente que tienen es que son animales nocturnos. Se pasan el día durmiendo lo que significa que no molestan mucho pero que también es verdad que pueden resultar aburridos. Debemos respetar su descanso, no les gusta mucho que los despierten con brusquedad.

Comportamiento

Es importante comprender la etología de nuestro nuevo amigo hámster. Interpretar correctamente su lenguaje y sus signos nos ayudará a conseguir que nuestra mascota nos gane confianza y que tenga una vida libre de estrés.

Cómo ganar su confianza

Como son criaturas nocturnas empezaremos su adiestramiento al atardecer. En las horas anteriores a la noche es cuando el Hámster esta mas activo y más despierto. También estará más receptivo a interactuar con nosotros y será el momento de ganarnos paulatinamente su confianza. Los primeros nos limitaremos a colocar nuestra mano al lado de la jaula para que la olfatee. Después pon tu mano dentro de la jaula para que acostumbre a tu olor y comprenda que no vas ha hacerle daño. El siguiente paso será que coma de nuestra mano, cuando se vaya sintiendo seguro terminara por subirse a la palma de nuestra mano. Finalmente podremos acariciarle el lateral del cuerpo con suavidad para evitar que se asuste. A partir de este momento lo podremos coger, siempre con mucho cuidado, con las dos manos juntas haciendo una especie de cueva para que se sienta seguro.

Nuestro amigo se expresa

Debes comprender su lenguaje corporal si quieres tener una buena relación con tu mascota. Si levanta las orejas y emite unos soplidos quiere decir que tu hámster tiene miedo. En este momento es mejor que no intentes cogerlo por que está asustado y agresivo. Cuando corretea arrastrándose por el suelo significa que está nervioso, que hay algo en el entorno que le preocupa.

En caso de que se tumbe de espaldas mostrando los dientes ten cuidado. Es una postura previa al ataque y te puede morder. Si, por el contrario ves que se está aseando con meticulosidad y tranquilidad quiere decir que esta tranquilo. Este es un buen momento para acercarte a él.

Por último, que sepáis que si vuestro hámster muerde y roe los barrotes de la jaula no es por que se sienta prisionero y está buscando la manera de escapar. Sus dientes crecen muy deprisa y se ven obligados a roer constantemente para desgastarlos y mantenerlos en su tamaño adecuado.